Consejos para el cuidado de la piel del bebé

Acabas de tener un bebé y estás locamente enamorada. Sí, convertirse en padre o madre por primera vez es increíblemente maravilloso, pero a veces puede ser simplemente abrumador. Parece que hay un millón de cosas que recordar. Si te estás cuestionando a ti misma, no eres la única. Todos nos sentimos así a veces.

Si una de las cosas que te has preguntado es cómo cuidar la piel del bebé, esta útil guía es para ti. En estos consejos de Mustela re mostramos cómo sacar el máximo partido a tus productos naturales para el cuidado del bebé y cómo mantener la delicada piel de tu bebé deliciosamente suave y calmada.

APROVECHA AL MÁXIMO EL CUIDADO NATURAL DE LA PIEL DE TU BEBÉ

Es importante investigar para determinar qué contiene el cuidado de la piel de tu bebé. Debes buscar ingredientes suaves y de eficacia probada que no presenten ningún signo de interrogación en cuanto a su idoneidad para el cuidado de la frágil piel del bebé. Cada vez son más los padres que eligen productos naturales para el cuidado de la piel del bebé por su capacidad para cuidar con seguridad la delicada piel del recién nacido sin utilizar productos sintéticos ni irritantes.

Pero quizá te preguntes qué cantidad de producto utilizar y con qué frecuencia. Sigue leyendo nuestros mejores consejos para el cuidado de la piel del bebé.

CUIDADOS DURANTE EL BAÑO

Antes de que los bebés puedan gatear y comer sólidos, no suelen ensuciarse tanto. Por este motivo, no hay problema en bañar a tu pequeño tres veces por semana. Algunos recién nacidos no disfrutan de la hora del baño, por lo que eliminar ese estrés diario de su vida puede ser un alivio.

Ten por seguro que tres baños a la semana están bien. En los días intermedios, basta con limpiar la parte superior y la cola con un paño caliente o con bolas de algodón. También puedes probar a ducharte con tu bebé: la sensación rítmica del chorro de agua cayendo sobre su espalda puede ser relajante, pero asegúrate de que el agua no le llega directamente a la cara. Un paño suave y orgánico con una pequeña cantidad de tu jabón natural favorito es todo lo que necesitas para limpiar suavemente la piel de tu bebé.

¿A tu bebé le encanta el baño? Si es así, el baño diario está bien, pero más de una vez al día puede hacer que esa deliciosa piel se reseque. A algunos bebés les resulta muy relajante el baño, por lo que puede ser una bonita forma de relajarse antes de acostarse cada noche.

Busca un jabón de baño suave y sin productos químicos que no despoje a la delicada piel de los aceites naturales que la ayudan a mantenerse flexible y sana. En un baño de bebé pequeño y portátil, utiliza una sola bomba de producto. A medida que tu hijo crezca y utilice la bañera de verdad, puedes añadir dos bombas y utilizar tu mano para hacer girar el agua y producir unas preciosas burbujas naturales.

CUIDADOS DESPUÉS DEL BAÑO

Mantener la piel de tu bebé bien hidratada es el primer paso para mantener a raya la piel seca y los eczemas. Te recomendamos que le apliques crema hidratante todos los días, especialmente después del baño. Seca suavemente a tu bebé con una toalla (dando palmaditas, no frotando) y luego, cuando la piel esté aún ligeramente húmeda, utiliza tu crema hidratante natural favorita para bebés. Esta es la mejor manera de fijar la humedad esencial en la piel.

Te recomendamos que utilices la crema que hayas elegido de forma abundante: debes cubrir todo el cuerpo de tu bebé, concentrándote en las zonas más propensas a la sequedad, como los codos, las rodillas y los pies pequeños. No te olvides de hidratar la zona de la barbilla (o barbillas) de tu bebé, ya que puede ayudar a evitar las erupciones por goteo.

Los días que no bañes a tu bebé, puedes aplicarle crema hidratante durante un masaje. Esto es muy relajante para tu bebé y una forma muy bonita de establecer un vínculo. Además, garantiza que la piel del bebé se mantenga hidratada y nutrida.

Cada pequeño cuerpo es diferente y lo que funciona para algunos bebés puede no funcionar para otros. Utilizar una crema hidratante para bebés 100% natural y suave, sin fragancias fuertes, puede ayudar a evitar una reacción. Y para que tus productos vayan más allá, busca una crema hidratante para bebés que no utilice agua (aqua) como ingrediente principal. El agua no tiene ningún beneficio cuando se aplica de forma tópica y, de hecho, puede resecar la piel delicada y sensible. Una crema suave para bebés con Aloe vera como ingrediente base es extra-calmante, lo que significa que probablemente usarás menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *