Bombas neumáticas de alta calidad: 10 claves sobre su tecnología

Desde la invención del tornillo de Arquímedes en el siglo III a.C., considerado la primera bomba conocida, el avance de la tecnología ha hecho posible el desarrollo de un amplio catálogo de equipos para fluidos, para todo tipo de aplicaciones. Bombas neumáticas, peristálticas, de pistones, de doble husillo, de engranajes, centrífugas… ¿Quieres saber más sobre su funcionamiento?

A continuación, te descubrimos porqué las bombas neumáticas se han convertido en una de las soluciones más extendidas dentro de la industria actual.

  1. La bomba neumática de doble membrana, también conocida por sus siglas en inglés (AODDP, acrónimo de “Air Operated Doble Diaphragm Pump”), se basan en la tecnología inventada y patentada por Jom Wilden en California en 1955. El objetivo era lograr una bomba con la resistencia suficiente para el trasvase de fluidos dentro de la industria minera y la construcción.
  2. Las bombas neumáticas pertenecen a la categoría de bombas de desplazamiento positivo alternativo. Su principio de funcionamiento de estos equipos para fluidos que encontrarás en Bombas Boyser, se basa en la hidrostática, aprovechando la diferencia de presión generada dentro de la cámara al aumentar y disminuir su volumen por acción de las membranas o diafragmas para impulsar el fluido.
  3. La característica fundamental que define a las bombas neumáticas es su accionamiento mediante aire comprimido. También existen algunos modelos con accionamiento eléctrico, denominados electrobombas.
  4. El diseño de una bomba neumática de doble membrana carece de empaquetaduras y cierres mecánicos, por lo que su operación es sencilla y sus costes de mantenimiento son mínimos.
  5. Para fabricar el cuerpo de estas bombas industriales pueden utilizarse una gran diversidad de materiales, desde plásticos como el polipropileno a metales de fundición, como aluminio, hierro o acero inoxidable.
  6. La tecnología de las bombas neumáticas como las de Bombas Boyser, destaca por su versatilidad. La mayoría de los modelos son autoaspirantes y pueden operar en seco, lo que supone una interesante ventaja operativa. Además, el catálogo actual también incluye modelos sumergibles o versiones anticorrosivas.
  7. Para adecuarse a las necesidades de cada actividad, existen diferentes tipos de diafragma. Si quieres sacar el máximo partido a estos equipos para fluidos, asegúrate de escoger adecuadamente el diseño y los materiales con los que están fabricadas las membranas.
  8. La incorporación de accesorios como reguladores de presión para el control de caudal o pulmones amortiguadores de pulsaciones mejora de forma notable el rendimiento de la bomba, además de reducir al mínimo el riesgo de averías y tareas de mantenimiento. De esta forma, a largo plazo la bomba neumática de doble membrana representa una de las opciones más rentables del mercado.
  9. Las bombas neumáticas de configuración estándar, con válvulas esféricas, son el modelo más utilizado para usos industriales, idónea para el trasvase de productos químicos, cosméticos, pinturas, aceites, ácidos y disolventes, lodos y aguas residuales, aceites vegetales, etc.
  10. Para aplicaciones especialmente exigentes, existen bombas neumáticas de servicio pesado, con válvulas esféricas o a clapeta, o con multiplicadores de presión. Las primeras están indicadas para sectores como la minería, la industria química o el tratamiento de lodos. Por su parte, las bombas neumáticas con multiplicadores de presión son aptas para presiones de descarga de hasta 17 bar.

Como ves, la bomba neumática de doble membrana resulta uno de los equipos para fluidos más versátiles del mercado actual. Si quieres saber más sobre sus ventajas, pregunta a tu fabricante y encuentra el modelo perfecto para impulsar tu negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *